fbpx
logotipo
Financiación especial a seis meses
CareCredit

¿Qué es un marcapasos y cómo funciona?

marcapasos

Un marcapasos es un dispositivo médico eléctrico que suele tener el tamaño de una caja de cerillas. Un cirujano lo implanta bajo la piel para ayudar a controlar los latidos irregulares del corazón, llamados arritmias. Los médicos también pueden utilizar marcapasos para tratar algunos tipos de insuficiencia cardíaca.

Normalmente, la señal eléctrica que hace latir el corazón comienza en una zona del corazón denominada nodo sinoauricular (SA). El nódulo SA es el marcapasos natural del corazón. El nódulo SA genera las señales eléctricas desde la parte superior del corazón hasta la parte inferior de forma sincronizada dando lugar a los latidos del corazón.

En algunos casos, hay problemas con esta señalización eléctrica, lo que puede provocar un ritmo cardíaco demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o irregular. Esta situación es una arritmia. Un marcapasos genera impulsos eléctricos que ayudan a que el corazón lata a una frecuencia o ritmo regular, o a ambos.

A continuación, hablaremos de los marcapasos, incluyendo los diferentes tipos, la implantación y los riesgos asociados.

Tipos de marcapasos

Los marcapasos modernos constan de dos partes: el generador de impulsos, que contiene la batería del marcapasos y los componentes electrónicos que generan las señales eléctricas, y uno o varios cables, que son delgados y transmiten las señales eléctricas desde el generador de impulsos hasta el corazón.

Los cables llevan los electrodos del marcapasos. Los electrodos, que suelen estar dentro del corazón y detectan los latidos, transmiten señales eléctricas si el latido del corazón es demasiado rápido o demasiado lento.

Los marcapasos tradicionales suelen tener una o dos derivaciones. Un marcapasos monocameral envía señales eléctricas a la aurícula derecha del corazón o al ventrículo derecho. Un marcapasos bicameral envía señales eléctricas a la aurícula derecha del corazón y al ventrículo derecho.

Algunos pacientes necesitan un tipo particular de marcapasos llamado marcapasos biventricular (bivent).

Un marcapasos biventricular tiene tres cables que transmiten señales eléctricas a la aurícula derecha, el ventrículo derecho y el ventrículo izquierdo, lo que permite que los dos lados del corazón se sincronicen. La implantación de un marcapasos biventricular se conoce como terapia de resincronización cardíaca (TRC).

También hay marcapasos inalámbricos, y el implante suele producirse en el ventrículo derecho. En este marcapasos, el generador de impulsos y los electrodos se combinan en un único dispositivo del tamaño de una píldora.

Para prevenir las arritmias potencialmente mortales, sobre todo los latidos demasiado rápidos e inestables, los médicos pueden utilizar un desfibrilador cardioversor implantable (DCI). Si un DCI detecta arritmias, transmite impulsos eléctricos para restablecer el ritmo cardíaco normal. Los DCI más recientes tienen también una función de marcapasos.

dsaqw

Candidatos a un marcapasos

Un cardiólogo o médico le examinará para ver si es un buen candidato para un marcapasos. Uno de los principales motivos para recomendar un marcapasos es que los latidos del corazón sean demasiado lentos. Sin embargo, los médicos también utilizan los marcapasos para los latidos que se detienen, son irregulares o demasiado rápidos, y para algunas insuficiencias cardíacas.

Son varios los factores que pueden provocar esos síntomas, como los cambios en el tejido cardíaco relacionados con la edad, los daños en el corazón debidos a una intervención quirúrgica previa, una enfermedad cardíaca o un infarto anterior, las afecciones cardíacas congénitas o la toma de medicamentos que reducen la frecuencia cardíaca.

Además, los problemas de salud incluyen la inflamación del tejido cardíaco (pericarditis), del músculo cardíaco (miocarditis) y la cardiomiopatía, que implica cambios en el músculo cardíaco que afectan al bombeo de la sangre.

Otras afecciones poco frecuentes, como la inflamación y cicatrización de la piel y los órganos internos (esclerosis sistémica), la aparición de zonas de tejido inflamado en los órganos del cuerpo (sarcoidosis) o el hipotiroidismo, en el que la tiroides produce muy poca hormona tiroidea.

Algunos signos de que una persona puede tener una arritmia o una insuficiencia cardíaca que requiera un marcapasos son la fatiga, los mareos o el aturdimiento, las palpitaciones, el dolor u opresión en el pecho y la falta de aliento o los desmayos.

No todos los marcapasos son permanentes. Los marcapasos temporales pueden tratar determinados tipos de problemas. Por ejemplo, puede necesitar un marcapasos temporal después de un ataque al corazón o una operación. También puede necesitar uno si una sobredosis de medicamentos ha ralentizado temporalmente su corazón.

Marcapasos pediátrico

Los criterios para recibir un marcapasos son diferentes para los niños que para los adultos. Por ejemplo, muchos niños con marcapasos tienen bradicardia, que provoca síntomas molestos. Además, los niños con bradicardia suelen tener antecedentes de afecciones cardíacas congénitas o han sido sometidos a una cirugía cardíaca que ha afectado a la señalización eléctrica del corazón.

Riesgos asociados al marcapasos

Todo procedimiento médico tiene riesgos. Sin embargo, los riesgos asociados a un marcapasos suelen ser consecuencia del procedimiento de implantación. Estos riesgos incluyen una reacción alérgica a la anestesia, hemorragias, hematomas, coágulos de sangre, nervios o vasos sanguíneos dañados, una infección en la incisión o en los cables, y la acumulación de tejido cicatricial alrededor del marcapasos.

Además, puede incluir el síndrome del marcapasos, cuando un marcapasos estimula sólo un ventrículo, lo que provoca fatiga, falta de aire, presión arterial baja y cardiomiopatía relacionada con el marcapasos.

Podemos añadir el riesgo de un colapso pulmonar (neumotórax), la acumulación de líquido alrededor del corazón y el desplazamiento de los cables que puede provocar una perforación del corazón. Por lo general, las complicaciones son temporales, y las que alteran la vida son inusuales.

También es posible, aunque poco probable, que un marcapasos funcione mal o deje de funcionar correctamente. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si uno o varios cables se desplazan fuera de su posición, si la batería del generador de impulsos se agota, si un potente campo magnético daña su dispositivo o si se produce un error de programación con él.

Si su marcapasos funciona mal, puede notar que sus síntomas de arritmia o insuficiencia cardíaca empiezan a empeorar. Si esto ocurre, es crucial que pida una cita con su médico o cardiólogo para que puedan verificar si su marcapasos funciona correctamente.

jhgfd
nhgfr

Preparación para un marcapasos

Antes de colocarle un marcapasos, deberá someterse a varias pruebas que pueden garantizar que el marcapasos es una opción adecuada para usted.

Entre esas pruebas se encuentran el electrocardiograma, que consiste en colocar sensores en la piel para medir las señales eléctricas del corazón, y el ecocardiograma, que utiliza ondas sonoras para medir el tamaño y el grosor del músculo cardíaco.

Además, el monitor Holter realiza un seguimiento del ritmo cardíaco durante un máximo de 48 horas, y la prueba de esfuerzo monitoriza la frecuencia cardíaca durante el ejercicio.

Su médico o cardiólogo revisará los resultados de estas pruebas y su historial médico para concluir si un marcapasos es una opción adecuada para usted. Es importante entender que no todas las personas con arritmia o insuficiencia cardíaca necesitan un marcapasos.

Por ejemplo, un cardiólogo puede no recomendar un marcapasos si una arritmia es asintomática o se presenta sólo con síntomas leves. Otro ejemplo de cuándo es innecesario un marcapasos es cuando los síntomas se deben a una causa reversible, como una infección o una toxicidad por medicamentos.

Si un marcapasos es adecuado para usted, tendrá que planificar la cirugía; entre los factores esenciales a tener en cuenta se encuentra el ayuno antes del procedimiento; esto significa que no puede comer ni beber nada más que agua seis horas antes del proceso o potencialmente más.

Además, su médico le indicará qué medicamentos y suplementos debe tomar y no tomar antes del procedimiento y qué jabón debe utilizar para reducir las posibilidades de desarrollar una infección potencialmente grave.

Por último, tendrá que prever llevar ropa cómoda y holgada ese día; tendrá que cambiarse de ropa por la bata del hospital para la cirugía.

Cirugía de marcapasos

La mayoría de las implantaciones de marcapasos de plomo se realizan mediante un procedimiento transvenoso, lo que significa que los médicos introducen los cables y los electrodos a través de las venas hasta el corazón. Suelen utilizar las venas del cuello, el pecho o el muslo.

La inserción transvenosa suele seguir los siguientes pasos: primero, tomará un sedante para relajarse y recibirá un anestésico local para sedar la zona de la incisión; estará despierto durante el procedimiento. A continuación, el cirujano realiza una pequeña incisión, normalmente cerca de la clavícula.

A continuación, guiarán los cables a través de la incisión hasta una vena primaria. Una radiografía les ayudará a conducir los cables a través de la vena hasta el corazón. Cuando los cables lleguen al corazón, los médicos colocarán los electrodos en el músculo cardíaco. A continuación, conectarán el otro extremo del cable al generador de impulsos que contiene la batería y los circuitos eléctricos.

Una vez colocados los cables y los electrodos, el cirujano implantará el generador bajo la piel, cerca de la clavícula. Al final de la intervención, el cirujano probará el marcapasos para asegurarse de que funciona correctamente antes de cerrar la incisión con puntos de sutura.

La inserción de un marcapasos de esta manera suele durar aproximadamente una hora. Sin embargo, puede variar en función del número de cables. Por ejemplo, la colocación de un marcapasos biventricular, que tiene tres cables, suele llevar más tiempo que la colocación de un marcapasos de un solo cable. Pero, de nuevo, el cirujano le informará de lo que puede esperar.

Una forma menos habitual de implantar un marcapasos es a través del método epicárdico, en el que los electrodos se adhieren a la superficie del corazón en lugar de al interior, lo que requiere anestesia general. Por ejemplo, como precaución durante una operación de corazón, cuando la estructura del corazón o las venas dificultan el uso del método transvenoso, o cuando colocan un marcapasos en un bebé o un niño.

La inserción de los marcapasos inalámbricos se realiza a través de un tubo fino llamado catéter. Luego, un

La máquina de rayos X guía el catéter y el marcapasos inalámbrico a través de una vena del muslo hasta el corazón. Este proceso suele durar menos de una hora.

Antes de irse a casa, su médico se asegurará de que la programación del marcapasos funciona correctamente para las necesidades de su corazón y puede recomendar una radiografía de tórax. El médico puede reprogramar el dispositivo según sea necesario en las citas de seguimiento.

Es probable que sienta dolor o molestias después de la intervención y que tenga que tomar medicamentos de venta libre para aliviarse.

También es indispensable que se asegure de cuidar la incisión en casa. El cirujano le indicará cómo limpiar la herida y prevenir la infección.

Lo más probable es que vuelva a sus actividades cotidianas en los días siguientes a la colocación del marcapasos. Sin embargo, sería conveniente que siguiera evitando el ejercicio riguroso durante unas seis semanas, sobre todo levantando el brazo del lado del marcapasos.

Dado que el marcapasos envía señales eléctricas mínimas, es poco probable que las sienta, pero si lo hace, el cardiólogo puede ajustar la programación para minimizarlo. Además, como el generador de impulsos está debajo de la piel, es posible que lo sienta al acostarse en algunas posiciones.

Logotipo de Modern Heart and Vascular

CENTROS CARDIOVASCULARES EN HOUSTON, TEXAS

Modern Heart and Vascular, una práctica médica de cardiología preventiva, tiene varias oficinas alrededor de Houston. Tenemos ubicaciones en Humble, Cleveland, The Woodlands, Katy y Livingston.

Somos el Instituto Moderno del Corazón y Vascular, una consulta de cardiología de diagnóstico y medicina preventiva.

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?

Reserve una cita hoy mismo

En el Instituto Moderno del Corazón y VascularModern Heart and Vascular Institute ofrecemos una atención cardiovascular de vanguardia con herramientas de diagnóstico innovadoras y una atención compasiva al paciente. Nuestra prioridad en el Modern Heart and Vascular Institute es la prevención. Ayudamos a los pacientes a llevar una vida más sana evitando procedimientos y cirugías innecesarias.

Contacte con nosotros en línea para saber más y reservar una cita. Si quiere saber más sobre nuestra práctica lea las biografías de nuestros proveedores

Este artículo no ofrece asesoramiento médico. Está destinado únicamente a fines informativos. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llámenos al 832-644-8930.

Solicitar
Cita previa

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?
Elige tu cita en una de nuestras 7 sedes