fbpx
logotipo
Financiación especial a seis meses
CareCredit

Los Factores De Riesgo Cardiovasculares

Los Factores De Riesgo Cardiovasculares

LOS FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULARES - Los factores de riesgo cardiovasculares son ciertos hábitos, comportamientos, circunstancias, o condiciones determinadas que elevan el riesgo de que una persona desarrolle una enfermedad cardiovascular.

Enfermedad cardiovascular es un término amplio que se utiliza para describir todas las afecciones que repercuten en el corazón y el sistema circulatorio, como la cardiopatía coronaria, el ictus, el infarto de miocardio, y la enfermedad aórtica.

Las enfermedades cardiovasculares se denominan a veces "enfermedades del corazón", pero en términos médicos no son exactamente lo mismo. Las cardiopatías (enfermedades del corazón) son enfermedades en general que afectan a la estructura del corazón y a su funcionamiento.

Todas las cardiopatías son enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, no todas las enfermedades cardiovasculares son cardiopatías. Un ejemplo es el ictus o accidente cerebrovascular, el cual afecta a los vasos sanguíneos del cerebro, pero no al corazón.

Los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares pueden dividirse en dos categorías: modificables y no modificables. Los factores de riesgo no modificables son los que no se pueden cambiar. Se trata, entre otros, de la edad, etnia, y los antecedentes familiares (la genética no puede modificarse).

Por otro lado, los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares modificables, son aquellos que pueden ser reducidos o controlarse con un comportamiento adecuado modificado. Mediante ciertos cambios en el estilo de vida, las personas pueden reducir sus probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Poseer uno o más factores de riesgo aumenta la probabilidad de que la persona desarrolle una enfermedad cardiovascular. Sin embargo, esta probabilidad no significa que la enfermedad cardiovascular sea inevitable.

CARDIOVASCULAR RISK FACTORS

-ANTECEDENTES FAMILIARES

Las enfermedades cardiovasculares tienen un componente genético, lo que significa que los antecedentes familiares se consideran un factor de riesgo.

En general, los antecedentes familiares se aplican cuando un familiar de primer grado de la persona desarrolló una enfermedad cardiovascular a una edad que puede considerarse relativamente temprana.

Lo anterior, es el caso cuando el padre o hermano de la persona desarrollaron la enfermedad cardiovascular antes de los cincuenta y cinco años, o si la madre o hermana la desarrollaron antes de los sesenta y cinco años.

Los antecedentes familiares de hipertensión (presión arterial alta), colesterol elevado, y diabetes tipo 2 también pueden aumentar las probabilidades de desarrollar estas afecciones, incrementando el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Tener antecedentes familiares de cardiopatías no significa que la enfermedad cardiovascular sea inevitable, pero sí la hace más probable. En general, se recomienda llevar un estilo de vida saludable para ayudar a disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular en las personas con predisposición genética a padecerla.

-EDAD

Las personas mayores tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. A pesar de que el proceso de envejecimiento no puede modificarse, se recomienda llevar un estilo de vida saludable en general para ayudar a reducir la probabilidad de desarrollar afecciones cardiacas y circulatorias.

-ORIGEN ÉTNICO

Las estadísticas indican que las personas de ascendencia sud-asiática, africana, o caribeña tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. La diabetes tipo 2 (factor de riesgo cardiovascular) también parece ser más prevalente entre los grupos antes mencionados.

Aunque las razones del porqué de los riesgos en estos grupos étnicos son difíciles de definir, llevar un estilo de vida saludable suele recomendarse a personas de todos los orígenes para ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiacas y circulatorias.

-SEXO

Si bien durante mucho tiempo se ha considerado una enfermedad masculina, el riesgo cardiovascular en las mujeres se ha subestimado, y los síntomas pueden pasar desapercibidos, lo que complica el diagnóstico y el tratamiento.

Aunque los factores de riesgo cardiovascular son compartidos por hombres y mujeres, algunos pueden ser más prevalentes o más significativos para un sexo o género; por ejemplo, tener diabetes puede ser un riesgo mayor para ciertos tipos de enfermedades cardiovasculares en las mujeres. Las investigaciones están en curso.

Las mujeres tienden a desarrollar enfermedades cardiovasculares a una edad más avanzada que los hombres. Se cree que esta edad más tardía de aparición en las mujeres se relaciona con los cambios hormonales que siguen a la menopausia.

Si te preocupa tu perfil de riesgo cardiovascular, es aconsejable que consultes a un médico, quien podrá responder a todas tus preguntas.

-ESTADO SOCIOECONÓMICO

Las personas con un nivel socioeconómico bajo parecen tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Aunque son múltiples las razones que hay detrás de este hecho, y sus relaciones complejas, generalmente la dieta se considera uno de los principales factores, toda vez que las personas de un nivel socioeconómico más alto suelen tener mayor acceso a una dieta más equilibrada desde el punto de vista nutricional.

-COLESTEROL

Los niveles elevados de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), o colesterol malo, están relacionados con diversas enfermedades cardiovasculares.

El colesterol es una sustancia grasa que las proteínas transportan por el organismo. Un exceso de colesterol de lipoproteínas de baja densidad puede hacer que se acumulen sustancias grasas en las paredes arteriales y provocar complicaciones.

Ciertos factores causan niveles elevados de colesterol LDL como por ejemplo los siguientes:

  • Dieta poco saludable
  • Tabaquismo
  • Inactividad física
  • High alcohol consumption
  • Hepatitis
  • Renal diseases

Para reducir los niveles de colesterol LDL, las personas pueden seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio o alguna actividad física con regularidad, y dejar de fumar.

A las personas con niveles extremadamente altos de colesterol LDL el médico puede recetarles medicamentos para reducirlos, en la mayoría de los casos recetarán estatinas (medicamento para bajar los niveles de colesterol en la sangre).

Por otra parte, el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol bueno, es el que transporta el colesterol y las grasas de todo el cuerpo hasta el hígado, donde pueden eliminarse.

A diferencia del LDL, generalmente es bueno tener un nivel alto de HDL, ya que puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca o un ictus. Lo siguiente, puede ayudar a aumentar los niveles de colesterol HDL:

  • Comer sano
  • Mantenerte activo
  • Evitar el tabaco
  • Limitar el consumo de alcohol

-HIPERTENSIÓN (PRESIÓN ARTERIAL ALTA)

La hipertensión o presión arterial alta es otro factor que contribuye a las enfermedades cardiovasculares, como por ejemplo las siguientes:

  • Insuficiencia cardiaca
  • Ictus
  • Infarto de miocardio

La hipertensión suele ser asintomática, pero puede ser diagnosticada fácilmente por un médico mediante una prueba rutinaria. La hipertensión suele estar relacionada con el sobrepeso, la inactividad física, un consumo elevado de sal o alcohol, o antecedentes familiares del trastorno. Sin embargo, en algunos casos puede no tener causa aparente.

Las modificaciones en tu estilo de vida pueden ayudar a reducir la hipertensión o presión arterial alta y, en casos graves, tu médico puede prescribirte medicamentos.

 

-DIABETES

Padecer diabetes, una enfermedad que provoca niveles elevados de glucosa en la sangre, es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Los niveles elevados de glucosa pueden dañar las paredes arteriales y hacer más probable la acumulación de depósitos grasos (ateroma). Cuando estos depósitos grasos se producen en las arterias coronarias, pueden provocar una posible enfermedad coronaria y un infarto de miocardio.

Existen dos tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1: cuando el organismo no es capaz de producir insulina (suele aparecer en niños y adultos jóvenes).

Diabetes tipo 2: cuando el organismo no produce suficiente insulina o se vuelve resistente a esta (afecta más a las personas mayores sin embargo cada vez es más frecuente en los jóvenes). La diabetes tipo 2 está estrechamente relacionada con un estilo de vida de inactividad física y sobrepeso.

Seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio con regularidad, y llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a controlar la diabetes a quienes ya la padecen y a prevenir su aparición. En las personas con diabetes, el control cuidadoso de los niveles de azúcar en sangre también es muy importante para ayudar a disminuir el riesgo cardiovascular.

-FUMAR

Fumar tabaco aumenta la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Fumar daña y estrecha las arterias, haciéndote más susceptible a un infarto y angina de pecho.

La angina de pecho es una afección caracterizada por dolor o molestias en el centro del pecho (el músculo cardíaco no recibe suficiente sangre). La nicotina también acelera los latidos del corazón y aumenta la presión arterial haciendo que el corazón trabaje más para bombear la sangre por el cuerpo.

Poco después de dejar el cigarro, suelen notarse beneficios para la salud como una mejor circulación, mejor gusto, olfato, y un sistema inmune más fuerte.

-INACTIVIDAD FÍSICA

La inactividad física es un importante factor de riesgo cardiovascular cada vez que, no hacer ejercicio con regularidad aumenta las probabilidades de padecer sobrepeso, hipertensión, y otras enfermedades cardiovasculares.

Para obtener beneficios los expertos recomiendan realizar al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada a alta semanalmente.

-OBESIDAD O SOBREPESO

El sobrepeso es otro factor de riesgo cardiovascular. Una dieta poco saludable y la inactividad física son factores que contribuyen al sobrepeso (índice de masa corporal (IMC) fuera de lo normal).

-DIETA POCO SALUDABLE

Llevar una dieta poco saludable es un factor importante de riesgo cardiovascular. Para reducir el riesgo se debe procurar llevar una dieta balanceada de fruta y verdura, hidratos de carbono complejos y proteínas, y evitar exceso de grasas, sales, y azúcares. Debe consumir alcohol con moderación (si consume).

 

Somos el Instituto Modern Heart & Vascular, clínicas de cardiología de diagnóstico y medicina preventiva. Si requieres mayor información, contáctanos o visítanos; estaremos encantados de poderte ayudar.

Logotipo de Modern Heart and Vascular

CENTROS CARDIOVASCULARES EN HOUSTON, TEXAS

Modern Heart and Vascular, una práctica médica de cardiología preventiva, tiene varias oficinas en Houston. Tenemos ubicaciones en Humble, Cleveland, The Woodlands, Katy y Livingston.

Somos Modern Heart and Vascular Institute, una práctica de cardiología de medicina preventiva y de diagnóstico.

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?

Reservar una cita hoy

En el Modern Heart and Vascular Institute, ofrecemos atención cardiovascular de vanguardia con herramientas de diagnóstico innovadoras y atención compasiva al paciente. Nuestra prioridad en Modern Heart and Vascular Institute es la prevención. Ayudamos a los pacientes a llevar vidas más saludables al evitar procedimientos y cirugías innecesarias.

Contáctenos en línea para obtener más información y reservar una cita. Si desea obtener más información sobre nuestra práctica, lea las biografías de nuestros proveedores.

Este artículo no proporciona consejos médicos. Se pretende únicamente con fines informativos. No es un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llame al 832-644-8930.

Solicitar
Cita previa

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?
Elige tu cita en una de nuestras 7 sedes