fbpx
logotipo
Financiación especial a seis meses
CareCredit

¿Cómo afecta el estrés al corazón?

¿Cómo afecta el estrés al corazón?

El estrés hace que el cuerpo libere cortisol, provocando un aumento del azúcar en sangre, los triglicéridos y el colesterol. Aunque el estrés es una emoción natural y a veces beneficiosa, el estrés crónico o severo puede ser poco saludable para su bienestar mental y físico. Obtenga más información sobre los tipos de estrés y el efecto del estrés en el corazón y la salud cardiovascular.

¿Cuáles son los tipos de estrés?

El estrés forma parte de la respuesta natural de lucha o huida de su cuerpo y está diseñado para protegerle del peligro. Aunque el estrés es una emoción normal, el estrés crónico o severo puede afectar negativamente a la salud mental y física. Los tres tipos más comunes de estrés son

1. Estrés agudo

El estrés agudo es normal y se da en todo el mundo, ya que es la respuesta natural inmediata de su cuerpo ante un peligro potencial. Puedes experimentar estrés agudo si tienes un pequeño accidente o si estás a punto de hacer una gran presentación en el trabajo. El estrés agudo puede ocurrir incluso antes de hacer algo que te gusta, como bajar en bicicleta por un sendero empinado u otras actividades emocionantes.

En la mayoría de los casos, el estrés agudo no causa daños al organismo ni complicaciones a largo plazo. Una vez que pasa el peligro percibido, el estrés agudo se disipa rápida y naturalmente. Aunque el estrés agudo es esperable, el estrés agudo severo puede tener un impacto negativo en la salud. Por ejemplo, el estrés agudo grave puede provocar un trastorno de estrés postraumático u otros trastornos mentales.

2. Estrés agudo episódico

Al igual que el estrés agudo, el estrés agudo episódico se produce cuando se experimentan frecuentes episodios de estrés agudo. El estrés agudo episódico suele afectar a quienes padecen ansiedad o se preocupan con frecuencia por acontecimientos futuros. Aproximadamente el 31,1% de los adultos estadounidenses experimentan un trastorno de ansiedad a lo largo de su vida.

Mientras que un trastorno de ansiedad puede causar un estrés agudo episódico, ciertas profesiones pueden provocar un estrés frecuente, como los cirujanos, los bomberos o las fuerzas del orden. El estrés agudo episódico grave puede afectar negativamente a su salud mental y física.

3. Estrés crónico

El estrés crónico es una sensación constante o prolongada de estrés que puede afectar negativamente a su salud general, especialmente si no se trata. Las situaciones traumáticas y las presiones cotidianas suelen causar estrés crónico. Las investigaciones estiman que 8,3 millones de adultos estadounidenses experimentan un grave malestar psicológico.

El estrés crónico se produce cuando se experimentan factores de estrés frecuentes o intensos en los que el sistema nervioso autónomo no tiene tiempo de iniciar la respuesta de relajación del cuerpo. Los niveles elevados de estrés pueden contribuir a las enfermedades cardiovasculares, la ansiedad, la presión arterial alta y el debilitamiento del sistema inmunitario.

Cómo afecta el estrés al corazón y a los vasos sanguíneos

Aunque el estrés es un aspecto normal de la vida, el estrés grave o crónico puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle una enfermedad. Muchas personas experimentan estrés a causa de acontecimientos traumáticos, el trabajo, el dinero y otros factores estresantes de la vida. La respuesta natural de su cuerpo al estrés está diseñada para protegerle, pero si el estrés es grave o constante, la reacción de su cuerpo puede conducir a una mala salud.

Las personas con estrés crónico pueden experimentar dolores, molestias, ansiedad, depresión, ira, impaciencia, falta de memoria, baja energía y sueño insuficiente. Aunque el estrés puede afectar negativamente a la salud del corazón de forma directa, también hay complicaciones indirectas del estrés. Por ejemplo, el estrés puede hacer que se tomen decisiones de vida poco saludables, lo que afecta a la salud del corazón.

El estrés puede aumentar el riesgo o empeorar:

  • Enfermedades del corazón: Cuando te sientes estresado, tu cuerpo libera una hormona conocida como cortisol. Los niveles altos de cortisol pueden aumentar la presión arterial, el azúcar en sangre, los triglicéridos y el colesterol. Estos aspectos son factores de riesgo potenciales para las enfermedades del corazón, que son la principal causa de muerte en mujeres y hombres.
  • Aumento de la presión arterial: cuando uno está estresado, el cuerpo libera varias hormonas, lo que aumenta la presión arterial y hace que los vasos sanguíneos se estrechen y el corazón lata más rápido. Las investigaciones estiman que aproximadamente el 47% de los adultos estadounidenses padecen hipertensión, conocida comúnmente como presión arterial alta.
  • Mala circulación: El aumento de la presión sanguínea ejerce una mayor presión sobre las paredes de las venas. El estrés prolongado o crónico agrava estos problemas. Las investigaciones indican que las personas de 40 años o más que no hacen mucho ejercicio, tienen sobrepeso o padecen diabetes son más propensas a experimentar una mala circulación sanguínea.
  • Latidos irregulares: El estrés puede provocar arritmias, que son trastornos del ritmo cardíaco que hacen que el corazón lata demasiado rápido, lentamente o de forma irregular. El estrés y otros problemas de salud mental pueden empeorar estos síntomas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirman que la fibrilación auricular es una de las arritmias cardíacas más tratadas.
  • Ataques cardíacos: Las investigaciones médicas afirman que el estrés puede provocar niveles elevados de presión arterial, lo que puede aumentar el riesgo de infarto y de ataque al corazón. El estrés también puede aumentar la probabilidad de que una persona adopte malos hábitos de salud que pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la falta de actividad física, comer en exceso y fumar. Cada año, aproximadamente 805.000 personas en Estados Unidos sufren un ataque al corazón. 200.000 de estos casos son los que sufren un segundo o repetido infarto.
  • Infarto: El estrés puede provocar diversas complicaciones cardíacas, como una mala circulación en el propio corazón, que hace que éste no reciba suficiente oxígeno o sangre. El estrés a largo plazo también puede influir en el proceso de coagulación de la sangre del cuerpo, haciendo que la sangre sea más pegajosa, lo que aumenta el riesgo de ictus. Las investigaciones estiman que más de 795.000 personas en Estados Unidos sufren un ictus cada año.

Actividades para reducir el estrés y ayudar al corazón

Hay numerosos cambios en el estilo de vida que puede hacer para ayudar a su corazón. Algunas de las formas más eficaces de reducir el estrés son:

  1. Haga ejercicio con regularidad: El ejercicio puede minimizar los sentimientos de estrés y la ansiedad. El ejercicio ayuda a reducir las hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina. La actividad física también estimula la creación de endorfinas en el cuerpo, que son sustancias químicas que actúan como elevadores del estado de ánimo y analgésicos naturales.
  2. Come bien: Una dieta adecuada también afecta a tu salud física y mental. Una dieta equilibrada ayuda al cuerpo a reparar las células dañadas y favorece un sistema inmunitario sano, proporcionando la energía necesaria para hacer frente a los factores de estrés. Las investigaciones demuestran que ciertos alimentos, como las verduras y las grasas omega-3, pueden controlar los niveles de cortisol.
  3. Dar prioridad al autocuidado: Otra forma de controlar el estrés y mejorar la salud en general es dar prioridad al autocuidado. Puedes reservar un tiempo cada día para disfrutar de una actividad y desconectar. El autocuidado es diferente para cada persona, pero puede incluir hacer yoga, leer, tomar un baño, caminar al aire libre o encender una vela.
  4. Minimizar el consumo de cafeína: Minimizar el consumo de cafeína puede ayudar a minimizar la ansiedad y el estrés. El consumo de altos niveles de cafeína puede empeorar el estrés y alterar su patrón de sueño, lo que puede causar más complicaciones con el estrés.
  5. Practica la atención plena: Practicar la atención plena ayuda a anclarse en el presente y a frenar el estrés o los pensamientos ansiosos. La terapia cognitiva basada en la atención plena es una forma eficaz de centrarse en el momento presente. La atención plena puede minimizar las respuestas al estrés y puede reducir la presión arterial.
Logotipo de Modern Heart and Vascular

CENTROS CARDIOVASCULARES EN HOUSTON, TEXAS

Modern Heart and Vascular, una práctica médica de cardiología preventiva, tiene varias oficinas alrededor de Houston. Tenemos ubicaciones en Humble, Cleveland, The Woodlands, Katy y Livingston.

Somos el Instituto Moderno del Corazón y Vascular, una consulta de cardiología de diagnóstico y medicina preventiva.

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?

Reserve una cita hoy mismo

En el Instituto Moderno del Corazón y VascularModern Heart and Vascular Institute ofrecemos una atención cardiovascular de vanguardia con herramientas de diagnóstico innovadoras y una atención compasiva al paciente. Nuestra prioridad en el Modern Heart and Vascular Institute es la prevención. Ayudamos a los pacientes a llevar una vida más sana evitando procedimientos y cirugías innecesarias.

Contacte con nosotros en línea para saber más y reservar una cita. Si quiere saber más sobre nuestra práctica lea las biografías de nuestros proveedores

Este artículo no ofrece asesoramiento médico. Está destinado únicamente a fines informativos. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llámenos al 832-644-8930.

Solicitar
Cita previa

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?
Elige tu cita en una de nuestras 7 sedes