Pruebas nucleares de esfuerzo cardíaco

Instituto Moderno del Corazón y Vascular

Especialista Cardiovascular y Cardiólogo Certificado por la Junta ubicado en Humble, TX, Katy, TX y Cleveland, TX

Las pruebas de esfuerzo nuclear son exámenes de diagnóstico que miden el flujo sanguíneo dentro y alrededor del corazón. En Modern Heart and Vascular, nuestros cardiólogos utilizan las pruebas de esfuerzo nuclear para localizar el origen de los síntomas relacionados con el corazón, evaluar el problema y guiar su plan de tratamiento.

¿Qué es una prueba de esfuerzo cardíaco nuclear?

corazón

Como centro del sistema cardiovascular, el corazón trabaja continuamente para que la sangre rica en oxígeno fluya por todo el cuerpo. El corazón es un músculo que necesita una cantidad adecuada de sangre para funcionar correctamente. La mala circulación dentro y alrededor del corazón puede tener varias causas y provocar graves complicaciones.

Si el flujo sanguíneo que llega al corazón es insuficiente, una prueba de esfuerzo nuclear puede ayudar a su médico a identificar el origen del problema. Tanto si se trata de una acumulación de placa en las arterias debido a una enfermedad arterial coronaria (EAC) como a otro trastorno cardíaco, varias afecciones son más fáciles de diagnosticar y tratar con una prueba de esfuerzo nuclear. Estos exámenes miden el flujo sanguíneo mientras el corazón está en reposo y durante la actividad física para proporcionar una imagen clara del flujo sanguíneo en todo el corazón.

Cómo funcionan las pruebas de resistencia nuclear

Las pruebas de esfuerzo nuclear son herramientas de diagnóstico avanzadas que proporcionan imágenes de la circulación sanguínea en el corazón. El examen suele durar unas dos horas o más. Al comienzo de la prueba, un técnico le inyectará por vía intravenosa un colorante radiactivo, conocido como radionúclido, en las venas. Tras esperar varios minutos a que el corazón absorba el tinte, el técnico tomará imágenes de su corazón en reposo.

Durante una prueba de esfuerzo, es probable que camine en una cinta de correr, utilice una bicicleta estática o tome un vasodilatador para simular el ejercicio. Una vez que haya alcanzado su frecuencia cardíaca máxima, recibirá otra inyección del colorante. Después, el técnico tomará más imágenes de su corazón. Su médico comparará estas imágenes del antes y el después para examinar su circulación y la salud de su corazón.

Los posibles efectos secundarios de la prueba nuclear de esfuerzo son la falta de aire durante el ejercicio, una reacción alérgica al tinte o dolor en el pecho. Puede tomar precauciones después de una prueba nuclear de esfuerzo -como beber suficiente agua para eliminar el tinte de su organismo- para asegurarse de que no se produzcan efectos secundarios graves.

Objetivos de una prueba de esfuerzo nuclear

Las imágenes de una prueba nuclear de esfuerzo cardíaco ofrecen al médico una visión clara del estado de su corazón, incluidas las zonas débiles. Las arterias obstruidas no absorben el colorante radiactivo y aparecen en las imágenes como puntos fríos. Con estos datos, los médicos pueden determinar la gravedad de la acumulación de placas u otros daños y cómo afectan al corazón en reposo y durante el esfuerzo.

La información de las pruebas nucleares de esfuerzo permite a su médico diagnosticar la EAC y estimar el riesgo de sufrir un infarto. Estos exámenes también ayudan a los médicos a estudiar la evolución de su enfermedad, orientar el tratamiento y evaluar su recuperación.

Consulte a un cardiólogo hoy mismo

Ya sea que se utilicen solas o con otras pruebas cardíacas, las pruebas de esfuerzo nuclear son herramientas valiosas para determinar el origen de sus problemas de flujo sanguíneo. Para saber más sobre sus opciones, póngase en contacto con Modern Heart and Vascular para programar una consulta con un cardiólogo hoy mismo.

Este artículo no ofrece asesoramiento médico. Está destinado únicamente a fines informativos. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llámenos al 832-644-8930.