fbpx
logo
Six Months Special Financing
CareCredit

Cómo cuidar la salud del corazón de nuestros pequeños

Cómo cuidar la salud del corazón de nuestros pequeños

Hearts of our little ones –  Maybe you think that heart disease is a problem for adults, not for your young children. However, the ideal is to prevent heart disease starting in childhood.

What do all parents prioritize about their own health and well-being? The answer is simple: the health of our children. Whether it’s education or health, we always want the best for our little ones, so when it comes to taking care of their hearts, we’re sure we all want to do the best we can.

Now, it is important to understand that, unlike others, children are not capable of understanding what is good for them and what is not, so it depends exclusively on us how we help them lead a healthy life, every time. that the habits they acquire today will last a lifetime.

With the increasing incidence of heart problems in children, it has become extremely important to take extra precautions and take charge of the heart health of our little ones.

According to the United States national public health agency, Centers for Disease Control and Prevention (CDC), obesity affects one in five children in the United States. Diet and exercise habits that begin in childhood can be the beginning of a lifetime of heart health—or heart damage.

Algunas de las causas de las enfermedades del corazón del adulto que empiezan en la infancia y pueden prevenirse son las siguientes:

  • Plaque buildup (or fatty deposits) in the arteries
  • Obesity
  • Hypertension (High blood pressure)
  • Unhealthy changes in cholesterol levels
  • Diabetes
  • Exposure to tobacco smoke
  • Unhealthy diet
  • Lack of exercise

Although it is true that the risk of heart disease (cardiopathy) can be hereditary, a healthy diet can help all children reduce their risk of heart disease.

If heart disease is hereditary, talk to your child’s trusted doctor about periodically measuring his or her cholesterol and blood pressure, in addition to monitoring his or her weight.

A new study demonstrates something we have always believed to be true: our health and habits as children and adolescents affect our health as adults. And not only our health, but also how long we will live.

The International Childhood Cardiovascular Cohorts Consortium Outcomes study collected data from nearly forty thousand people in the United States, Finland, and Australia. They began enrolling these people as children in the 1970s through the 1990s, and have observed and studied them ever since.

Los investigadores han analizado en todo este tiempo los efectos de cinco factores de riesgo:

  • El índice de masa corporal (IMC), un cálculo que muestra si una persona está dentro de un rango de peso saludable
  • La presión arterial sistólica, que es la cifra más alta en una lectura de la presión arterial y mide cuánta presión se ejerce sobre las arterias cuando late el corazón
  • El valor total de colesterol, que mide la cantidad de esta sustancia viscosa presente en la sangre. Aunque el colesterol es importante para la formación de células y hormonas, su exceso puede provocar enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.
  • Nivel de triglicéridos, una medida de la cantidad de esta sustancia grasa que hay en la sangre. Al igual que ocurre con el colesterol, su exceso aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares.
  • Fumar en la juventud.

Entre 2015 y 2019, los investigadores hicieron un seguimiento de todas estas personas, quienes en esos años tenían cuarenta y seis años en promedio, lo que no es mucha edad.

Descubrieron que casi ochocientas de esas personas habían sufrido episodios cardiovasculares (como un infarto de miocardio o ictus), de los cuales más de trescientos fueron mortales.

Cuando los investigadores compararon los resultados con los valores de los cinco factores, descubrieron que, efectivamente, eran factores de riesgo:

Las personas con valores superiores a los normales en todos los factores de riesgo tenían casi el triple de riesgo de enfermedad cardiovascular.

El tabaquismo era el principal factor de riesgo, seguido del Índice de Masa Corporal (IMC), la presión arterial sistólica, los triglicéridos, y el colesterol.

No era necesario tener los cinco factores para estar en riesgo; por ejemplo, las personas que eran obesas de niños tenían más del triple de probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, y aquellos cuya presión arterial era alta o casi alta, tenían el doble de riesgo.

Nada de esto es una sorpresa, pero verlo tan claramente debería ser una llamada de atención, sobre todo para los padres.

¿CÓMO PODEMOS LOS PADRES CUIDAR LA SALUD DEL CORAZÓN DE NUESTROS PEQUEÑOS?

Para cuidar la salud del corazón de los pequeños y ayudarlos a encaminarse hacia una edad adulta saludable, los padres pueden seguir los siguientes pasos:

SABER SI TU HIJO ESTÁ EN RIESGO.

Es comprensible que muchos padres no presten mucha atención a los números en el chequeo de sus hijos o a los resultados de los análisis de sangre. Sin embargo, estos números son importantes.

  • Asegurarse de conocer el Índice de Masa Corporal de tu hijo y si es saludable o no. En adultos, decimos que un Índice de Masa Corporal de diecinueve a veinticinco es saludable. En niños y adolescentes es un poco más complicado; nos fijamos en el percentil de IMC en función de la edad y el género.

Si el percentil está entre ochenta y cinco y noventa y cinco, el niño tiene sobrepeso; si es mayor de noventa y cinco, el niño es obeso. En Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen una calculadora que puedes usar para obtener el Índice de Masa Corporal (IMC) y el percentil.

  • Conoce la presión arterial de tu hijo y si es saludable o no. Esto lo sabrás dependiendo de su edad, sexo, y altura. Lamentablemente, muchos pediatras pasan por alto las presiones arteriales anormales porque los números que parecen normales pueden no ser saludables para ciertos niños.

Por lo anterior, es importante consultar al médico para estar seguros de los números del niño. La presión arterial de tu hijo debe medirse en cada chequeo a partir de los tres años.

  • Pide al médico revisar los niveles de colesterol y triglicéridos de tu hijo. Esto generalmente se hace en la adolescencia, sin embargo, se puede hacer antes si un niño tiene sobrepeso o si hay antecedentes familiares de niveles elevados.

Si tú o un familiar cercano tiene colesterol o triglicéridos altos, asegúrate de que el pediatra de tu hijo lo sepa.

  • Pregunta a tu hijo sobre el tabaquismo, fumar, y el uso de otras sustancias. No asumas que lo sabes. Asegúrate de que conozcan las consecuencias, y ayúdales a aprender y practicar formas de decir que no.

TOMA CON SERIEDAD LA ALIMENTACIÓN DE TU HIJOS Y SUS NÚMEROS

A balanced diet is essential, not only to prevent heart disease, but also to promote healthy growth and development.

A “it’s just baby fat” or “they have a long time to get healthy” approach can be dangerous.

  • If your child has an elevated BMI, blood pressure, cholesterol level, or triglycerides, talk to your doctor about what you can do and do it.
  • No matter what your child’s numbers are, make sure he or she eats a healthy diet rich in fruits, vegetables, whole grains, healthy fats, and lean protein. Limit added sugars (especially in beverages), processed foods, and unhealthy fats.
  • The same goes for exercise: children should exercise for an hour a day, without it having to be a team sport.

If your child is not the type to play team sports, or your life does not lend itself to these sports, playing actively, going for a walk, doing exercise videos, or just dancing in the living room is fine.

  • It’s important to limit your child’s screen time by making sure they’re not idle all day. Do not allow your child to use the cell phone unnecessarily until it is something related to her studies.

OFRECE A TUS HIJOS UN AMBIENTE POSITIVO

La vida es bastante estresante actualmente y no solo para los adultos sino también para los niños. Todos conocemos el impacto dañino del estrés en el corazón y es tan importante para un adulto llevar una vida libre de estrés como para un niño.

Es esencial que garantices un entorno positivo para el crecimiento de tus pequeños lleno de ánimo y motivación. No los presiones en exceso, ¡apóyalos!

CONSULTA A TU MÉDICO CON REGULARIDAD

Los niños deben ver a su pediatra al menos una vez al año, y si alguno de tus hijos tiene uno de los cinco factores de riesgo, necesitará visitas al doctor más frecuentes. Haz de estas visitas una prioridad: la vida de tus hijos puede depender literalmente de esto.

Ningún contenido de este sitio debe usarse como sustituto del consejo médico directo de tu médico o cualquier otro médico calificado.

En el Instituto de Modern Heart & Vascular, nuestra prioridad son nuestros pacientes y brindarles todas las respuestas a sus dudas e inquietudes sobre la salud cardiovascular. Para mayor información, contáctanos el día de hoy al teléfono 832-644-8930 o en línea.

Modern Heart and Vascular logo

CENTROS CARDIOVASCULARES EN HOUSTON, TEXAS

Modern Heart and Vascular, una práctica médica de cardiología preventiva, tiene varias oficinas en Houston. Tenemos ubicaciones en Humble, Cleveland, The Woodlands, Katy y Livingston.

Somos Modern Heart and Vascular Institute, una práctica de cardiología de medicina preventiva y de diagnóstico.

Cada corazón tiene una historia… ¿Cuál es la tuya?

Reserve Una Cita Hoy

En el Modern Heart and Vascular Institute, ofrecemos atención cardiovascular de vanguardia con herramientas de diagnóstico innovadoras y atención compasiva al paciente. Nuestra prioridad en Modern Heart and Vascular Institute es la prevención. Ayudamos a los pacientes a llevar vidas más saludables al evitar procedimientos y cirugías innecesarias.

Contáctenos en línea para obtener más información y reservar una cita. Si desea obtener más información sobre nuestra práctica, lea las biografías de nuestros proveedores.

Este artículo no proporciona consejos médicos. Se pretende unicamente con fines informativos. No es un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llámenos al  832-644-8930.

Request an
Appointment

Every heart has a story…What’s yours?
Choose your appointment at one of our 7 locations