fbpx
logotipo
Financiación especial a seis meses
CareCredit

Diferencias entre un infarto y una parada cardiaca

Infarto y parada cardiaca

Tanto un infarto como una parada cardiaca son crisis médicas potencialmente mortales. Reconocer las características de cada una y saber qué medidas tomar puede salvar una vida.

Diferencia entre infarto de miocardio y parada cardiaca

¿Se sentiría aliviado o más preocupado si un médico le dijera que su ser querido acaba de sufrir un infarto en lugar de una parada cardiaca? ¿Comprendería la diferencia entre ambas definiciones?

Las definiciones médicas pueden confundir a todo el mundo, pero en este caso existen diferencias esenciales entre estos dos acontecimientos cardíacos.

Los problemas del sistema circulatorio que bloquean el flujo sanguíneo al corazón pueden provocar un infarto. La enfermedad arterial coronaria es la causa de la mayoría de los infartos. Además, los hábitos de vida, como la dieta y el ejercicio, la edad y otros problemas médicos pueden aumentar el riesgo de infarto. Los infartos de miocardio son frecuentes en Estados Unidos.

Una parada cardiaca es un mal funcionamiento del sistema eléctrico del corazón. Con frecuencia, las arritmias que interfieren en el ritmo cardíaco y el sistema eléctrico pueden provocar una parada cardíaca. Una parada cardiaca se produce cuando el ritmo del corazón se detiene.

A continuación, compararemos los síntomas, las causas, los tratamientos y las perspectivas de los afectados.

Comprender las diferencias: Infarto de miocardio y parada cardiaca

Un infarto de miocardio se produce cuando se interrumpe o bloquea el flujo de sangre que suele llegar al corazón. Sin suficiente sangre rica en oxígeno que fluya al corazón, puede causar daños en uno de los órganos más esenciales del cuerpo, y el músculo cardíaco puede empezar a morir.

Por otro lado, una parada cardiaca es lo que todo el mundo conoce como muerte súbita cardiaca. La palabra "parada" significa parar, detener o cesar. En una parada cardiaca, el corazón deja de latir, lo que supone un grave problema de salud. Por lo tanto, una parada cardiaca puede causar la muerte o una discapacidad casi inmediata.

Comparación de los síntomas de un infarto y una parada cardiaca

Tanto el infarto de miocardio como la parada cardiaca son emergencias médicas potencialmente mortales. Por ello, es útil conocer los síntomas de cada una de ellas.

Síntomas de un infarto

Los infartos suelen comenzar con un dolor repentino en el pecho, pero también pueden empezar gradualmente con un dolor leve que aparece y desaparece y dura varias horas. Los síntomas de un infarto de miocardio pueden variar, y si ha sufrido un infarto de miocardio, sus signos pueden ser diferentes si experimenta otro.

Los síntomas también pueden variar entre hombres y mujeres, pero en ambos sexos el indicador más típico de un infarto es el dolor torácico. Sin embargo, las mujeres son más propensas que los hombres a experimentar otros síntomas, en particular dificultad para respirar, vómitos, náuseas y dolor de espalda o mandíbula.

Síntomas de la parada cardiaca

Las paradas cardiacas pueden ocurrir con frecuencia en personas que desconocen que tienen un problema cardiaco. Una persona que sufre una parada cardiaca puede desplomarse y perder el conocimiento. Puede dejar de respirar o experimentar dificultad para respirar.

Diferencias y similitudes entre los síntomas de un infarto y los de una parada cardiaca

Síntomas de un infarto de miocardio Síntomas de un paro cardíaco

- Los síntomas pueden aumentar con el tiempo (no siempre). El dolor torácico es el síntoma más típico.

- Los síntomas pueden aumentar con el tiempo (no siempre).

- Dolor torácico, molestias en la parte media o izquierda del pecho, o pesadez.

- Mareos.

- Dolor en uno o ambos brazos, espalda, cuello, hombros, mandíbula o por encima del ombligo.

- Falta de aliento, dificultad para respirar.

- Falta de aliento al descansar o realizar alguna actividad física (situación más frecuente en adultos mayores).

- Debilidad o fatiga.

- Sudoración intensa sin motivo.

- Vómitos y náuseas.

- Sensación de cansancio inusual sin motivo, a veces durante días (más frecuente en mujeres).

- Palpitaciones o dolor en el pecho.

- Náuseas y vómitos.

- Sin pulso.

- Mareos o vértigos repentinos.

- Sin respirar o respirando con dificultad.

- Frecuencia cardíaca rápida o irregular

- Pérdida de conocimiento.

Causas y factores de riesgo del infarto de miocardio y la parada cardiaca

Las razones y los componentes de riesgo de los infartos de miocardio y las paradas cardiacas difieren. Muchas personas que han sufrido un infarto eran conscientes de que corrían riesgo. Las paradas cardiacas, en cambio, suelen producirse en personas que desconocen que tienen un problema cardiaco y no saben cuáles son los riesgos.

Causas de un infarto de miocardio

Las enfermedades coronarias que privan al corazón de oxígeno suelen provocar infartos. La mayoría de las veces, las personas saben que corren riesgo de sufrir un infarto porque están en tratamiento por una enfermedad coronaria.

Los factores de riesgo de un infarto de miocardio pueden ser los siguientes:

  • Una dieta poco saludable
  • Fumar
  • Falta de actividad física
  • Colesterol alto
  • Presión arterial alta
  • Glucemia elevada (diabetes)
  • Sobrepeso

 

Causas de las paradas cardiacas

Ciertas afecciones cardiacas y factores de salud pueden aumentar las probabilidades de sufrir una parada cardiaca, como las cardiopatías coronarias. Otros factores que la gente no siempre conoce y que también podrían ponerle en riesgo son:

  • Válvulas cardíacas de forma irregular
  • Enfermedad congénita (hereditaria)
  • Un corazón agrandado
  • Problemas de impulsos eléctricos
  • Fumar
  • Un infarto previo
  • Abuso de sustancias
  • Antecedentes familiares de cardiopatías

Diagnóstico de infartos y paradas cardiacas

Un médico puede distinguir entre una parada cardiaca y un infarto realizando pruebas específicas. Este conocimiento es una de las muchas justificaciones para obtener atención médica inmediata si usted o alguien que usted conoce sospecha que está experimentando un ataque al corazón o un paro cardíaco.

Diagnóstico del infarto

Los profesionales sanitarios identifican un infarto realizando un examen físico y solicitando un electrocardiograma para comprobar la actividad eléctrica del corazón.

El médico puede solicitar un ecocardiograma o una inserción cardiaca para determinar la fuerza y vitalidad de su corazón. También es frecuente que se tome una muestra de sangre para comprobar si hay signos de daño en el músculo cardiaco.

Diagnóstico de las paradas cardíacas

Parada cardiaca significa que su corazón se ha parado. Sin reanimación inmediata, es mortal.

Si un médico puede volver a poner en marcha su corazón y hacer que la sangre fluya de nuevo, ese médico le realizará pruebas sintomáticas para establecer el origen de su parada cardiaca. Estos exámenes pueden incluir un ecocardiograma, análisis de sangre y una radiografía de tórax para detectar otros signos de cardiopatía.

Opciones de tratamiento del infarto de miocardio frente a la parada cardiaca

Las alternativas de tratamiento de los infartos de miocardio y las paradas cardiacas dependen de factores como:

  • La gravedad de los infartos o paros cardiacos.
  • Su salud y capacidad para soportar intervenciones quirúrgicas u otros procedimientos.
  • Otras enfermedades que pueda padecer y los medicamentos que esté tomando.

Tratamiento del infarto

Si ha sufrido un infarto de miocardio, el médico puede recomendarle varias estrategias en función de la gravedad de la situación para aliviar el dolor, evitar otro infarto o ambas cosas.

Algunos de estos procedimientos o tratamientos pueden ser

  • Angioplastia
  • Un stent
  • Cirugía de válvulas cardíacas
  • Cirugía de bypass cardíaco
  • Inserción de marcapasos
  • En algunas situaciones, un trasplante de corazón.

Tratamiento de las paradas cardiacas

El tratamiento de las paradas cardiacas casi siempre empieza con la reanimación cardiopulmonar o un desfibrilador para que el corazón vuelva a funcionar. Una vez que alguien ha sobrevivido a una parada cardiaca, es probable que el médico inicie uno o más tratamientos para ayudar a reducir el riesgo de que vuelva a ocurrir. Estos tratamientos suelen incluir:

  • Cirugía
  • Llevar un estilo de vida más sano y activo
  • medicamentos

Pronóstico de una persona con un infarto de miocardio o una parada cardiaca

Aunque los infartos de miocardio son potencialmente mortales, la mayoría de las personas sobreviven a ellos y siguen llevando una vida activa. Si recibe ayuda rápidamente, su tratamiento puede limitar los daños en el músculo cardiaco.

Adoptar hábitos de vida saludables aumenta las probabilidades de una buena recuperación. Trabajar con un equipo médico para crear el plan de recuperación que mejor se adapte a ti es esencial.

Realizar una actividad física moderada y constante, comer sano, perder peso si tiene sobrepeso y dejar de fumar si es fumador son algunas de las acciones que puede llevar a cabo para mejorar su estado de ánimo.

El pronóstico de una persona que ha sufrido una parada cardiaca depende del tiempo que se tarde en reanimar el corazón tras una parada cardiaca. El tiempo de recuperación también puede variar.

Es probable que tardes más en curarte si sufres lesiones cerebrales por pérdida de conocimiento, hematomas graves o fracturas óseas por reanimación cardiopulmonar.

La recuperación de una cirugía de bypass coronario u otros procedimientos invasivos que salvan vidas también puede requerir más tiempo para recuperar la salud.

Tras una parada cardiaca, los tratamientos y medicamentos prescritos pueden producir mejoras notables. Aun así, el pronóstico de una persona también depende de la gravedad del suceso y de su estado de salud.

El tratamiento funciona mejor cuando se administra de inmediato. Los signos de alerta pueden variar de una persona a otra.

Si tiene angina de pecho, es vital que comprenda cómo y cuándo buscar tratamiento médico:

  • Hormigueo o embotamiento de la cara, pierna o brazo en un lado del cuerpo.
  • Mareos, pérdida de equilibrio o dificultad para caminar
  • Confusión o problemas para hablar o entender
  • Dificultad para ver con uno o ambos ojos
  • Dolor de cabeza intenso y repentino

Si experimenta algún signo de alerta, llame al 9-1-1; puede ayudar a evitar daños permanentes acudiendo a un hospital en la hora siguiente al ictus.

Su recuperación depende de la rapidez con que acuda a un médico o a un profesional sanitario.

Somos el Instituto Moderno del Corazón y Vascular, una consulta de cardiología de diagnóstico y medicina preventiva. Para más información, póngase en contacto con nosotros.

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?

 
 
Logotipo de Modern Heart and Vascular

CENTROS CARDIOVASCULARES EN HOUSTON, TEXAS

Modern Heart and Vascular, una práctica médica de cardiología preventiva, tiene varias oficinas alrededor de Houston. Tenemos ubicaciones en Humble, Cleveland, The Woodlands, Katy y Livingston.

Somos el Instituto Moderno del Corazón y Vascular, una consulta de cardiología de diagnóstico y medicina preventiva.

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?

Reserve una cita hoy mismo

En el Instituto Moderno del Corazón y VascularModern Heart and Vascular Institute ofrecemos una atención cardiovascular de vanguardia con herramientas de diagnóstico innovadoras y una atención compasiva al paciente. Nuestra prioridad en el Modern Heart and Vascular Institute es la prevención. Ayudamos a los pacientes a llevar una vida más sana evitando procedimientos y cirugías innecesarias.

Contacte con nosotros en línea para saber más y reservar una cita. Si quiere saber más sobre nuestra práctica lea las biografías de nuestros proveedores

Este artículo no ofrece asesoramiento médico. Está destinado únicamente a fines informativos. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llámenos al 832-644-8930.

Solicitar
Cita previa

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?
Elige tu cita en una de nuestras 7 sedes