fbpx
logotipo
Financiación especial a seis meses
CareCredit

Todo lo que debe saber sobre el procedimiento de ablación de venas

Todo lo que debe saber sobre el procedimiento de ablación de venas

La ablación de venas utiliza energía para cauterizar y sellar las venas varicosas. Los médicos la utilizan para aliviar molestias como el dolor, la inflamación y la irritación. La ablación es menos invasiva que la cirugía, es segura y prácticamente no deja cicatrices.

Antes del procedimiento de ablación venosa, debe hablar con su médico sobre las enfermedades recientes, las afecciones médicas y las alergias. Como recomendación, debe enumerar los medicamentos que toma, incluidos los suplementos y la aspirina.

Es probable que su médico le indique que deje de tomar aspirinas, antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o anticoagulantes antes de someterse a la intervención.

Aunque muchas personas pueden vivir durante años con la enfermedad venosa y nunca notar o experimentar síntomas, es una condición que tiene el potencial de causar complicaciones con el tiempo.

Esta situación es especialmente cierta si ya está en riesgo.

Si tiene varices, puede preguntarse en qué consiste la ablación de venas y si es dolorosa.

Le mostraremos todo lo que necesita saber sobre el procedimiento, las varices, la enfermedad de las venas y el tratamiento.

Venas varicosas

Factor de riesgo

Las varices son relativamente comunes y afectan a un veinticinco por ciento de los adultos. Las venas ayudan a mantener la sangre en movimiento hacia el corazón. Sin embargo, si las válvulas de su interior son débiles o muestran signos de daño, la sangre puede retroceder en las venas, hinchándolas y distendiéndolas. El resultado son las varices, que pueden acabar convirtiéndose en una enfermedad venosa.

Algunos factores de riesgo de las varices son el embarazo y el parto, la edad, ser mujer, el sobrepeso, la obesidad, los antecedentes familiares, estar de pie o sentado durante mucho tiempo y tener un estilo de vida sedentario.

Síntomas

Algunos de los síntomas causados por las varices son venas visiblemente hinchadas, dolor, pesadez o dolor en las piernas, calambres en las piernas, especialmente por la noche, piernas, pies o tobillos hinchados y picor o decoloración de la piel, a continuación se explican algunos de ellos.

Las piernas hinchadas no siempre son motivo de preocupación. Sin embargo, si fuma, tiene sobrepeso o permanece sentado o de pie durante mucho tiempo, las piernas hinchadas pueden ser el resultado de una mala circulación sanguínea. La enfermedad venosa hace que las válvulas del interior de las venas de las piernas funcionen mal. Como resultado, en lugar de bombear la sangre hacia el corazón, la gravedad la empuja hacia abajo. Con el tiempo, si no se trata adecuadamente, esta falta de circulación adecuada puede provocar la hinchazón de las piernas y los tobillos.

Hay muchas razones diferentes por las que puede dolerle la pierna; sin embargo, a menos que haya sufrido recientemente una lesión o una caída, es probable que el dolor en la pierna se deba a un problema de salud subyacente. Cuando la sangre de las venas de las piernas no tiene adónde ir, empieza a acumularse en ellas.

Esta situación puede no ser perceptible al principio, pero con el tiempo puede causar dolor al realizar actividades rutinarias como caminar o agacharse. Otro signo revelador de que el dolor de piernas se debe a una enfermedad venosa es si el dolor desaparece al descansar. Cuando se eleva la pierna, se ayuda a que la sangre vuelva a fluir como es debido.

Aunque esto puede proporcionar un alivio eficaz del dolor, los efectos son sólo temporales, ya que no se puede elevar la pierna todo el día.

Como ya se ha dicho, la enfermedad venosa es una afección que afecta a la capacidad del organismo para hacer circular la sangre correctamente por las piernas. La sangre lleva oxígeno y nutrientes a nuestros órganos, tejidos y músculos, y si no tenemos suficiente, pueden aparecer heridas que tardan mucho en curarse o que a veces no se curan. Además, la decoloración de la piel es otro signo. Si hay decoloraciones rojas, azules o moradas en las piernas o los tobillos, es probable que sea el resultado de una enfermedad de las venas y de una mala circulación.

1wsd

Acerca del procedimiento de ablación de venas

Como ya se ha dicho, la enfermedad venosa es una afección que afecta a la capacidad del organismo para hacer circular la sangre correctamente por las piernas. La sangre lleva oxígeno y nutrientes a nuestros órganos, tejidos y músculos, y si no tenemos suficiente, pueden aparecer heridas que tardan mucho en curarse o que a veces no se curan. Además, la decoloración de la piel es otro signo. Si hay decoloraciones rojas, azules o moradas en las piernas o los tobillos, es probable que sea el resultado de una enfermedad de las venas y de una mala circulación.

Antes del procedimiento

Antes de programar el procedimiento de ablación de venas, tendrá una consulta con un especialista en venas, donde podrá conocer detalles sobre lo que es la ablación de venas. Además, el médico le hará un examen físico y le revisará las piernas en busca de signos de enfermedad venosa.

El médico le preguntará por su historial médico, por cualquier otra enfermedad que se le haya diagnosticado anteriormente y por si se ha sometido a algún tratamiento de las venas. Además, le preguntará sobre la medicación que toma actualmente, incluidos los suplementos de hierbas y los medicamentos de venta libre, y si tiene alguna alergia.

Lo más probable es que tenga que dejar de tomar anticoagulantes, antiinflamatorios no esteroideos y aspirina antes del día del procedimiento de ablación venosa. Además, su médico le aconsejará que no se afeite ni se aplique crema hidratante en las zonas de tratamiento y que lleve ropa holgada.

Aunque la sedación no es necesaria en la ablación de venas, es posible que prefiera que alguien le lleve a casa después del procedimiento.

Día del procedimiento

El día de la intervención de ablación venosa, el médico puede utilizar una crema anestésica para ayudar a reducir el dolor en la zona y luego limpiará y esterilizará la zona. A continuación, utilizará un dispositivo de ultrasonidos para visualizar la vena y colocará un electrodo en ella a través de una pequeña incisión.

Si le preocupa que la ablación venosa sea dolorosa, su médico le inyectará un anestésico local en el lugar para adormecer el tejido y aislarlo del calor del electrodo. A continuación, el electrodo libera energía que calienta la vena, abrasándola y haciendo que se cierre.

Es posible que tenga que llevar gafas protectoras y que sienta una ligera sensación cuando los médicos le apliquen el anestésico local, así como cierta presión al introducir el catéter. Sin embargo, los médicos no consideran que el procedimiento sea doloroso.

Una vez completado el procedimiento, es probable que sólo experimente una molestia mínima. Un estudio publicado en 2015 detectó que más de dos tercios de las personas que se sometieron a la ablación venosa no necesitaron alivio del dolor después del procedimiento, mientras que alrededor de un tercio utilizó un analgésico de venta libre, como ibuprofeno o paracetamol.

Día del procedimiento

Después de la ablación venosa, su médico le proporcionará una media de compresión para ayudar a minimizar la sensibilidad y los hematomas. También es posible que su médico le indique que alguien le lleve a casa después de la cita. No obstante, puede volver a sus actividades habituales inmediatamente.

La vena debería cerrarse por completo en el plazo de una semana, y su médico le pedirá que vuelva a hacerse otra ecografía para verificar que la vena se ha cerrado por completo. Su médico le aconsejará que se mueva lo más posible para ayudar a aumentar la circulación y evitar que se formen coágulos de sangre. La actividad física también ayuda a reducir la hinchazón durante la recuperación.

Deberá limpiar y secar la zona de tratamiento durante cuarenta y ocho horas después. Evite ducharse hasta después de este tiempo y no sumerja la zona en un jacuzzi, una bañera o una piscina durante un máximo de diez días.

Una vez finalizado el tratamiento, debería sentir poco o ningún dolor y poca o ninguna hinchazón. También debería poder estar de pie durante más tiempo que antes y caminar más lejos. En esencia, debería disfrutar de una mejor calidad de vida después de someterse a una ablación de venas.

Una vez que se haya recuperado de la ablación de varices con láser, querrá evitar futuros problemas venosos. La actividad física rutinaria puede ayudar a promover la circulación junto con no estar sentado durante períodos prolongados. Controle su peso y hable con su médico si tiene sobrepeso.

Por favor, siga una dieta sana para proteger sus venas y evitar que se dañen los vasos sanguíneos.

Cómo de dolorosa es la ablación de venas después del procedimiento

El dolor y las molestias después de una intervención de ablación venosa son mínimos. Muchos pacientes no necesitan medicación para el dolor, mientras que otros pueden tomar analgésicos de venta libre. Sin embargo, es posible que se experimente cierta sensibilidad y dolor en la zona. También es posible que se produzca hinchazón, enrojecimiento y escozor, pero se resuelven rápidamente.

Su médico le dará prendas de compresión para ayudar con la hinchazón y los hematomas, disminuyendo cualquier molestia que sienta. Además, seguir las instrucciones de su médico le ayudará a reducir cualquier dolor. Asimismo, el hecho de que se mantenga físicamente activo después del procedimiento es esencial para promover una curación más rápida.

nosotros
dcwdc

¿Es la ablación de venas adecuada para usted?

Si se encuentra en una situación en la que sufre de varices debido a una insuficiencia venosa crónica, una ablación de las venas de las piernas puede ayudarle a obtener un alivio de sus síntomas. Los especialistas en venas de Estados Unidos son capaces de discutir sus opciones de tratamiento y crear un plan basado en su condición actual.

Actúe y programe una consulta con su médico para obtener recomendaciones de tratamiento personalizadas y disfrutar de su salud.

Más preguntas sobre las ablaciones venosas

¿Cómo circula la sangre después de la intervención?

Una vez retirado el catéter, la aplicación de calor hace que la vena se colapse y se cierre gradualmente. Posteriormente, la sangre busca de forma natural vías alternativas desviándose a través de otras venas cercanas del cuerpo. Este proceso de desvío garantiza que el flujo sanguíneo se redirija eficazmente para permitir una circulación y un funcionamiento adecuados.

¿Qué le ocurre a la vena cuando se extrae el catéter?

Al retirar suavemente el catéter, la aplicación de calor provoca una serie de cambios beneficiosos en la vena. En primer lugar, el calor hace que la vena se colapse y se cierre. Este cierre ayuda a evitar cualquier fuga o complicación posterior. Además, a medida que la vena cicatriza, experimenta un proceso gradual de reestructuración, redirigiendo en última instancia el flujo sanguíneo a través de venas cercanas y sanas. Esta redirección garantiza que el sistema circulatorio siga funcionando de forma óptima a pesar del cierre de la vena tratada.

¿Cómo se guía el catéter hasta la vena que se va a tratar?

El catéter utilizado para la ablación térmica endovenosa se guía cuidadosamente hasta la vena que se va a tratar. Para iniciar el procedimiento, primero se adormecen la piel y los tejidos circundantes. A continuación se practica una pequeña incisión en la piel, a través de la cual se introduce un tubo fino especializado conocido como catéter. Para garantizar la colocación precisa del catéter, se utiliza la ecografía como herramienta de guía. Con la ayuda de los ultrasonidos, el catéter se dirige a la vena deseada para el tratamiento. Este meticuloso proceso garantiza una colocación precisa y unos resultados óptimos del procedimiento de ablación.

Logotipo de Modern Heart and Vascular

CENTROS CARDIOVASCULARES EN HOUSTON, TEXAS

Modern Heart and Vascular, una práctica médica de cardiología preventiva, tiene varias oficinas alrededor de Houston. Tenemos ubicaciones en Humble, Cleveland, The Woodlands, Katy y Livingston.

Somos el Instituto Moderno del Corazón y Vascular, una consulta de cardiología de diagnóstico y medicina preventiva.

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?

Reserve una cita hoy mismo

En el Instituto Moderno del Corazón y VascularModern Heart and Vascular Institute ofrecemos una atención cardiovascular de vanguardia con herramientas de diagnóstico innovadoras y una atención compasiva al paciente. Nuestra prioridad en el Modern Heart and Vascular Institute es la prevención. Ayudamos a los pacientes a llevar una vida más sana evitando procedimientos y cirugías innecesarias.

Contacte con nosotros en línea para saber más y reservar una cita. Si quiere saber más sobre nuestra práctica lea las biografías de nuestros proveedores

Este artículo no ofrece asesoramiento médico. Está destinado únicamente a fines informativos. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Si necesita atención cardiovascular, llámenos al 832-644-8930.

Solicitar
Cita previa

Cada corazón tiene una historia... ¿Cuál es la tuya?
Elige tu cita en una de nuestras 7 sedes